Adiós al desierto

Adiós al desierto
Autor: Jaime Fernández de Bobadilla.
Fragmento de “El Alfeizar”, continuación de “Solsticios”.

El motor de la pick-up suena como un concierto de rock. Aplauso de público enardecido. Ronco. Doscientos caballos. Desierto. La noche cae sobre el desierto (desde él). Esta noche me gusta el desierto porque me largo y es azul. Por carreteras sin asfaltar, porque aquí todas lo son. Pronto estaré en casa. Cargaré la pick-up y cuando esté lista le diré que nos vamos, para que no tenga tiempo de sufrir. Sopla el viento, pero esta casi-noche, no levanta polvareda. El desierto se despide vestido para la ocasión. Fugaz y hermoso. Aún no he llegado a casa y ya estoy con ella. Tengo ganas de acariciar su pelo y susurrarle palabras al oído mientras la abrazo: perla, canela, siempre, turba, incandescente… Pero esta noche nos largamos. Ya nada volverá a ser igual. Los cambios auténticos estiran el tiempo, tensan sus costuras y la vida se prolonga o se rompe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge